Horóscopo del Tarot: Septiembre 2018

Es interesante que el arcano del mes sea El Colgado, ya que hasta el 23 de septiembre el Sol está en el signo de Virgo. Luego, dependiendo de la parte del planeta donde estés, el 22 o el 23 de septiembre el Sol entra a Libra, que es el comienzo del otoño. Virgo es un signo que se destaca porque clasifica, analiza y edita. Mira mucho lo que sirve y lo que no; cómo puede mejorar algo para que funcione debidamente. Es por ello que presta mucha atención al detalle. Llevado al exceso puede llevar a tener tendencias obsesivas compulsivas o a buscar la perfección porque tiene miedo a cometer errores. No obstante, es un signo de la humildad, el servicio, el trabajo. Es a través de esa rutina y la disciplina lo que nos da solidez y constancia a las cosas que hacemos. Lo importante para mantenerlo en balance es no perder de vista cuál es el destino final, el propósito. A pesar de ser un signo muy práctico, a su vez es muy espiritual.

El Arcano de El Colgado es muy interesante porque es gracias a que puede ver sus circunstancias desde una nueva perspectiva que encuentra las respuestas que estaba buscando. También representa sacrificios y algunas restricciones. Virgo se relaciona con este arcano con una palabra clave que es la purificación.

Durante este mes va a ser importante innovar, pensar de manera diferente, buscar las salidas donde antes no las estábamos contemplando y además eliminar viejos paradigmas y creencias. Esta es la carta de la liberación porque el conocimiento adquirido es el que te libera. Vamos a buscar ideas poco comunes, pensaremos de forma diferente, mirando la vida de manera innovadora.

A pesar de que para lograr lo que deseamos debemos hacer unos sacrificios, no podemos perder de vista qué es lo que nos lleva a la liberación, a un mundo mejor.

El día 9 de septiembre tenemos la Luna Nueva en Virgo y el día 24, la Luna Llena en Aries. Durante la Luna Nueva es importante que se hagan intenciones relacionadas a la salud y al trabajo. Por su parte, el 24 nos sentiremos más activos, con entusiasmo por empezar cosas nuevas. Debemos tener cuidado de no dejar todo para última hora. Sigue leyendo