Horóscopo del Tarot: Julio 2017

EL HIEROFANTE

Aprender enseñando. Esta es la clave que encierra el arcano de El Hierofante para este mes de julio. Y es que al comenzar la segunda mitad del año, es hora de ir integrando todo cuanto has aprendido y logrado para enfrentarte a lo que viene. Las lecciones de vida vienen de los retos y experiencias de la vida misma que ponen a prueba constantemente la confianza en ti mismo y en tu fe. Comúnmente, estas pruebas vienen de miembros de tu familia o de personas cercanas, de tu comunidad, de tu familia extendida, aquellos en quien confías. Si te dicen o hacen algo desde el amor, es bienvenido. Si te dicen o hacen algo hiriente, duele más y, por lo tanto, te empuja a crecer, aprender y cambiar.

A veces no confías en quien debieras confiar; otras, confías en quien no deberías. Entonces, aprendes con la experiencia a confiar más en ti, porque nadie más es tan fiable como tú mismo. Para lograrlo, hay que conocerse bien, ser auténtico tanto con los demás como contigo mismo, con tus virtudes y tus defectos. Hay que reconocer que no lo sabes todo y que siempre puedes aprender algo nuevo, en cualquier momento y de cualquier persona. La fe te da un sentido de certeza, pero la certeza no existe en ningún otro lado que no sea tu interior, en tu propio ser.

Hay distintos aspectos de nuestra naturaleza que requieren de fe:

Fe en explorar las enseñanzas espirituales de cualquier tipo
Fe en confiar en tu intuición
Fe en seguir tu curiosidad e inocencia de niño
Así podrás usar estas enseñanzas para la vida cotidiana. La idea es que la mente, el corazón y las acciones armonicen. Eso se llama compromiso. De no ser así, hay trabajo personal por hacer. Para comprometerse, la mente, el corazón y las acciones deben tener la misma intención y el mismo enfoque para que el compromiso se mantenga y se sostenga. Cuando esto no sucede, los compromisos se rompen porque una o varias de estas cosas no estaban dispuestas a participar del todo.

Este es el mes para implementar aquello que es importante para ti. ¿Te prometiste lograr algo este año y aún no lo has hecho? Cúmplete esa promesa. Comprométete. Este es el momento adecuado para resolver asuntos relacionados con la familia, así como romper viejos patrones y condicionamientos familiares. Es favorable volver a estudiar o reforzar los estudios, licenciarse o certificarse. También favorece enseñar, entrenar u ofrecer consultoría. Este es el momento para desarrollar la creatividad, ser productivo y construir tu propia estabilidad, seguridad y solidez. Los estudios pueden también ser sobre temas espirituales, el autoconocimiento y practicar la contemplación. Así podrás resolver viejas decepciones, darte cuenta de que la ansiedad viene de restringirte a ti mismo y dejar atrás patrones de preocupación. Ya no cabe en tu vida dudar de ti mismo. Sigue leyendo